Los 3 placeres de vivir enfocado

Son muchos los caballos de batalla que he tenido que ir dominando desde que en 2011 decidí dejar mi trabajo para embarcarme en un nuevo proyecto profesional y de vida en el que reconozco que no paro de aprender y de avanzar. Los primeros años fueron de mucho desconcierto y de superar las dos mayores resistencias que tiene cualquier profesional que decide emprender por primera vez:

  • La venta
  • El foco

Dos palabras simples que serían de muy fácil ejecución si no fuera porque torpedean fuertes creencias que, los que hemos trabajado por cuenta ajena en un clima de aparente seguridad durante años, hemos ido forjando y grabando a fuego en nuestro inconsciente. Creencias que tienen que ver con el miedo a perder y con nuestra propia autoestima.

Dos palabras que nos obligan a movernos en un entorno lleno de incertidumbre donde nos hacemos más vulnerables y al mismo tiempo nos ponemos a prueba.

Dos palabras que son un auténtico reto que si superas te llevarán hacia eso que tanto ansías: la libertad que te dará seguridad y felicidad.

Sí, hoy arranco un tanto profunda… 😉 Pero lo que vengo a contarte no es para que te hundas, sino para que salgas a flote y te enraíces en lo que realmente te va a hacer avanzar en tu negocio y conseguir resultados.

Doña Zanjas. Sí, esa era yo. No paraba de abrir zanjas en forma de proyectos nuevos, siempre tenía que tener mínimo 2 proyectos en marcha. Pensaba que así aumentaban mis probabilidades de éxito y lo único que aumentaba era mi estrés y mi incapacidad para generar los ingresos que deseaba. El único resultado que obtenía era el de la frustración porque con esa manera de operar lo único que conseguía eran pequeñas migajas de aquí y de allá. Con el tiempo me fui dando cuenta de que a lo largo del tiempo todos los proyectos de una manera u otra se caían, bien por su propio peso o por mi propio boicot. Todos menos uno, el que conoces ahora y desde el que te escribo. Es cierto que con el paso del tiempo ha ido evolucionando pero la esencia nunca cambió: favorecer la reinvención profesional de las personas hacia una vida más plena.

Dicho esto, si eres de los que estás con 40 frentes abiertos, te invito a que reflexiones y te hagas la siguiente pregunta:

¿Cuál es el proyecto que realmente amo y en el que seguiría contra viento y marea?

 

El primer paso para conseguir enfocarte es ese precisamente, elegir proyecto. Y una vez que lo tienes se trata de irlo simplificando hasta que quede reducido a la mínima expresión, aquella que seas capaz de aprender a manejar con soltura y que te dé tus primeros ingresos. Una vez lo afiances ya llegará la fase de escalar tu negocio, pero si no creas una base sólida y lo único que haces es abrir miles de opciones dentro de un mismo proyecto estarás en las mismas. Te volverás loco y no conseguirás nada.

Creéme si te digo que el proceso de quitar lo que sobra con machete si hace falta, aunque a veces sea doloroso, en el medio y largo plazo vas a poder experimentar los beneficios.

Esos beneficios los resumo en 3 placeres esenciales que te catapultarán hacia el éxito que tanto anhelas.

 

 

1.- Trabajar menos

No me mires con esa cara…lo que te digo es cierto 😉  Cuando estás enfocado en una única cosa, es trabajoso conseguir asentarla (es la etapa del ensayo y error), pero una vez que lo haces y especialmente si automatizas algunos de los procesos dentro de tu sistema de trabajo, te sorprenderás de ver cómo te cunde el tiempo. La razón es muy sencilla: estás enfocado en las tareas que son productivas, que no son otras que aquellas que te hacen ganar dinero, que a su vez son aquellas que te permiten canalizar todo tu potencial y sabiduría.

Enfócate en las tareas que te hacen ganar dinero y trabajarás menos Clic para tuitear

2.- Ganar más

Cuando te enfocas en una sola cosa te permites a ti mismo especializarte y profundizar más en ella. Esa “cosa” en la que te tienes que enfocar ha de ser algo que realmente solucione un problema a un colectivo de personas que estén dispuestas a pagar por ello. Así de simple. Serás visto como experto y te posicionarás poco a poco en el mercado, generarás confianza y por lo tanto más clientes y además de los que realmente quieres. ¿Por qué? Ley de la atracción pura y dura. En aquello que te enfocas es lo que atraes. Especialízate en los clientes ideales para ti y mejora continuamente los servicios que les ofreces y, sin darte cuenta, comenzarás a vibrar en la frecuencia adecuada para atraerles. Si ejecutas las acciones adecuadas para darte visibilidad, estableces una comunicación que conecte con ellos y aprendes a vender, conseguirás un flujo de ingresos constantes. Dicho de otra manera, el foco ha de ir acompañado de una acción constante para conseguir resultados y a su vez la acción ha de ir acompañada de un foco muy bien definido que evite que te disperses.

En aquello que te enfocas es lo que atraes. Tú eliges. Clic para tuitear

3.- Amar cada día más lo que haces

En realidad este último placer es consecuencia de los dos anteriores. Hemos quedado en que has elegido el proyecto que realmente amas y lo has amado durante todo el tiempo en el que no conseguías sacarlo adelante por falta de foco y por no saber venderte. ¿Cómo crees que te sentirás cuando domines ambas cosas? El amor por lo que haces te aseguro que se multiplica por mucho. La razón es muy sencilla: cada vez eres capaz de ayudar a más personas y encima esa ayuda revierte en ti en forma de dinero y de una remuneración que no tiene precio. La del placer del trabajo bien hecho y del agradecimiento espontáneo de aquellos a quienes ayudas.

¿Merece o no merece la pena entonces recorrer el camino?. En mis programas trabajo contigo para que llegues a ese estado de plenitud en el que realmente disfrutes y vivas de tu negocio. ¿Hasta cuándo vas a seguir esperando? Pide ahora una entrevista gratuita y sin compromiso conmigo y permíteme conocer cuál es tu caso y cómo puedo ayudarte.

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

Continúa aprendiendo a cambiar tu manera de pensar, sentir y hacer. Apúntate ahora al club #emprende40 y llévate de regalo mi curso gratuito de los 13 errores, basado totalmente en mi experiencia, donde te cuento unos cuantos que yo misma he cometido para que no caigas tú también en la misma trampa y empieces a ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. Aquí abajo lo tienes…

Deja un comentario. Leo y respondo a todos 😉

Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en

Azucena Fraile Muñoz

La coach de los profesionales que quieren reinventarse a los 40 at AzucenaFraile.com
Especialista en habilidades de liderazgo y comunicación, Azucena ayuda a emprender con éxito a consultores, coaches, terapeutas, profesionales de terapias dirigidas a la salud y bienestar u otros profesionales de servicios que quieren continuar su carrera por su cuenta para conseguir mayor independencia y satisfacción personal.
Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en