3 principios espirituales con los que conseguirás el éxito de tu negocio

Sí, lo espiritual está más conectado con el éxito de tu negocio de lo que te imaginas. No estoy hablando de religión ni de ponerle velas al santo para que tu negocio prospere. La espiritualidad, tal y como yo la entiendo, tiene que ver con tu capacidad para confiar en la vida en vez de exigirle o cabrearte con ella. En buena parte lo que te sucede depende de ti, de tus decisiones y de tus “no-decisiones” (no decidir es también decidir) y al mismo tiempo siempre hay una parte que no está a tu alcance y que se escapa a tu control porque en el fondo, como leí no hace mucho…

Si es para ti aunque te quites, si no es para ti aunque te pongas

Lo cierto es que vienes con unos talentos o dones de serie que es con los que tienes que aprender a conectar para poder desarrollarlos y a partir de ahí conectar con otros y conseguir el éxito de tu negocio. Cuando vives la vida desde ese lugar, por muchas dificultades que te encuentres por el camino, al final llegas. Digamos que lo que resulta complicado a veces es saber si algo no se materializa porque no es para ti o bien porque no estás yendo por el camino correcto y tienes que aprender una serie de cosas hasta que estés preparado para que ese momento llegue a ti.

En realidad no hay recetas mágicas que te resuelvan el enigma, pero en estos años de aprendizaje continuo he llegado a la conclusión de que, como norma general, si eso que quieres conseguir no te lo puedes quitar de la cabeza y la voz de tu intuición le puede a la de tu cabeza hasta tal punto que prácticamente no puedes pensar en otra cosa, es que eso es lo que está destinado para ti y si no se materializa es porque aún no has encontrado la manera de hacerlo. Para encontrarla, comparto contigo 3 principios espirituales esenciales que a mí me han ayudado y me ayudan a ajustar el rumbo en los momentos de mayor incertidumbre y cuando los resultados parece que se resisten.

1. Confía y crearás un mundo de posibilidades

Si desconfías de todo lo que te rodea, si siempre te pones en el caso peor, si crees que la vida es sufrimiento, desdicha, odio, maldad, peligro y que al final esto va de sobrevivir como puedas, jamás desarrollarás todo tu potencial. Te lo explico con algunos casos prácticos…

  • Cuando piensas que un cliente te va a decir que no, estás desconfiando.
  • Cuando cada vez que pones en marcha una acción de visibilidad te preocupas todo el rato de lo que digan los demás, estás desconfiando.
  • Cuando estás con un cliente y piensas que no eres lo suficientemente bueno, estás desconfiando.
  • Cuando piensas que la competencia te va a robar clientes, estás desconfiando.
  • Cuando piensas que…

Puedes continuar tú mismo haciendo la lista. Con esto no estoy diciendo que todo lo que he mencionado no pasa. ¡Claro que pasa! Lo contrario sería negar una realidad que también sucede y confiar no significa ponerse una venda en los ojos para no ver lo que no nos gusta (sería peor el remedio que la enfermedad…). Pero lo cierto es que tú eliges en qué realidad quieres estar enfocado, en la de la escasez o en la de las posibilidades, sólo tú sabes con qué gafas quieres ir por la vida. Dicho de otra manera, tú eliges si vivir desde el miedo o desde el amor y con esto paso al siguiente principio…

Tú eliges en qué realidad quieres estar enfocado, en la de la escasez o en la de las… Clic para tuitear

2. Elige trabajar desde el amor y transmitirás pasión y seguridad a los demás

Desconfiar es sinónimo de tener miedo y eso te lleva a querer controlarlo todo hasta tal punto que para cada decisión que tomes quieras que se dé un resultado determinado con un margen de error que permitirás que sea mayor o menor dependiendo de si eres más o menos perfeccionista. El resultado es que probablemente acabes estando en un estado constante de tensión y es difícil que desde ahí fluyas con tus talentos y conectes con todo lo bueno que la vida tiene reservado para ti. El motivo es muy sencillo: si estás en tensión no podrás transmitir pasión por lo que haces, que es la energía con la que se conecta con uno mismo y con los demás y la que aumenta de manera evidente tus probabilidades de éxito.

3. Acepta lo que suceda cuando hayas hecho todo lo que estuviera en tu mano

Cuando quieres conseguir algo tienes que estar preparado para que ese algo se manifieste muchas veces a través de un camino totalmente diferente al que habías pensado que era el mejor para ti. ¿Por qué sucede esto? No tengo una certeza absoluta para responder a la pregunta, pero lo cierto es que precisamente para que tu talento y tus capacidades lleguen a su plenitud es necesario que transites por un determinado camino que sólo irás descubriendo a medida que vayas avanzando. Por lo tanto, para cada decisión que tomes en la dirección de tu éxito, sólo tienes que hacer dos cosas:

  • Asegurarte de que has hecho todo lo que está en tu mano.
  • Dejar que la vida haga el resto mientras continúas caminando.

Desde ahí te será mucho más fácil confiar por una sencilla razón: dejarás de estar pendiente y por lo tanto estarás en actitud de permitir que las cosas sucedan.

Asegúrate de que haces todo lo que está en tu mano y deja que la vida haga el resto. Clic para tuitear

La clave es que manejes de manera equilibrada los momentos en los que se requiere tu intervención directa y aquellos en los que te toca retirarte y dejar que la vida haga el resto.

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

Continúa aprendiendo a cambiar tu manera de pensar, sentir y hacer. Apúntate ahora al club #emprende40 y llévate de regalo mi curso gratuito de los 13 errores, basado totalmente en mi experiencia, donde te cuento unos cuantos que yo misma he cometido para que no caigas tú también en la misma trampa y empieces a ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. Aquí abajo lo tienes…

¿Quieres añadir algún acelerador más a la lista? Deja un comentario. Me los leo todos 😉

Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en

Azucena Fraile Muñoz

La coach de los profesionales que quieren reinventarse a los 40 at AzucenaFraile.com
Especialista en habilidades de liderazgo y comunicación, Azucena ayuda a emprender con éxito a consultores, coaches, terapeutas, profesionales de terapias dirigidas a la salud y bienestar u otros profesionales de servicios que quieren continuar su carrera por su cuenta para conseguir mayor independencia y satisfacción personal.
Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en