La clave de por qué no atraes al cliente que quieres

No es la primera vez que oigo que modelando lo que hace alguien que ha cosechado el éxito que tú deseas, obtendrás los mismos resultados. Por mi experiencia no comparto esa afirmación. En primer lugar porque hacer algo exactamente igual que lo hace otro te convierte en un clon y así es muy difícil diferenciarte. Pero sobre todo, bajo mi punto de vista, las cosas no son tan simples. Es cierto que hay modelos de negocio que funcionan mejor que otros o técnicas de comunicación que funcionan mejor que otras. Pero el secreto para que tu negocio funcione está en que sepas transmitir a través del modelo que sea y empleando las técnicas que sean, tu propia esencia porque la variable que realmente atrae lo que quieres es lo que proyectas en los demás. Es un tema de percepción y según seas percibido atraerás a un tipo de cliente o a otro.

 

El secreto para que tu negocio funcione no está en el modelo sino en lo que proyectas Clic para tuitear

 

Lo que proyectamos es el reflejo de la coherencia entre lo que pensamos y lo que decimos. Cuando esa coherencia no existe, se transmite, incluso aunque no te vean físicamente porque a la hora de transmitir, lo que cuenta es la energía, lo que vibras. Y eso es algo que la intuición de tu interlocutor percibe de manera natural. Si no hay coherencia, no hay credibilidad y si no hay credibilidad no hay clientes.

 

Si no hay coherencia, no hay credibilidad y si no hay credibilidad no hay clientes. Clic para tuitear

 

La percepción que generamos en los demás es algo bastante complejo de descifrar. Nosotros somos parte activa de la ecuación y es como si no nos viéramos o nos viéramos sólo desde un lado. Pero lo cierto es que, si no estás atrayendo al cliente que quieres puede ser por uno de estos 3 motivos:

  • No lo tienes bien perfilado, no sabes cómo piensa, cómo siente ni tampoco qué desea.
  • Lo sabes, pero a la hora de comunicar le hablas a otro cliente. Esto suele pasar cuando no confías en que tu cliente esté dispuesto a pagar por tus servicios el precio que realmente consideras adecuado a lo que ofreces. Hablaba no hace mucho de ello en este artículo.
  • No te crees lo que dices y por lo tanto proyectas lo contrario a lo que quieres transmitir.

 

Cuando no te crees lo que dices proyectas lo contrario a lo que quieres transmitir Clic para tuitear

 

¿Qué hacer para cambiar la percepción y atraer a tu cliente ideal?

1. No trates de impresionar

A la hora de ofrecer tus servicios, no digas lo que creas que vende sino lo que te creas realmente. Me explico. Una de las claves para que tus clientes compren es transmitir confianza y entusiasmo en lo que haces. Con eso tienes ya una buena parte de la venta hecha. Tu cliente ideal ha de vivir con la misma pasión las ganas que tiene de recibir tu ayuda. Es un círculo que se retroalimenta entre él y tú. Tampoco muestres una pasión desenfrenada que parezca que estás fingiendo. Sé sincero. Deja que las palabras fluyan desde dentro de ti y no desde tu cabeza. Conecta de manera genuina.

2. No inventes

Habla de aquello que ya has conseguido. Lo que te falta ya llegará y podrás hablar de ello más adelante. Por ejemplo, sólo podrás hablar de miles de visitas a tu web y millones de seguidores cuando tengas tu negocio consolidado, pero antes podrás ofrecer muchas otras cosas. Por lo tanto, analiza de manera objetiva dónde están tus puntos fuertes, escucha lo que tus clientes dicen de ti. Eso es lo que tienes que resaltar porque por ahí está tu valor añadido.

A medida que vayas avanzando y sintiéndote más seguro de ti mismo podrás hablar de muchas otras cosas más porque tu valor añadido irá aumentando. Recuerda que esto es una carrera de fondo.

3. Di lo que quieres en vez de lo que no quieres

Cuando dices lo que no quieres estás atrayéndolo aunque parezca una paradoja porque sencillamente estás hablando en términos de lo que te falta y eso es hablar en términos de escasez. Uno de los motivos por los que no te llega tu cliente ideal es porque en tu comunicación en realidad estás describiendo de manera indirecta al que no lo es. La clave está en que le hables a tu cliente ideal. Piensa en qué le gustaría escuchar de ti y céntrate en establecer una comunicación sincera y cercana con él. En cada artículo que escribas, en cada anuncio que promociones, en cada taller que impartas, utiliza el lenguaje que tu cliente ideal querría escuchar y con el que se sienta identificado. A veces la diferencia es de matiz y justo ese matiz hace la diferencia. Un ejercicio que te ayudará mucho en este sentido es darle a leer por ejemplo los textos de tu web a alguien que no sepa de qué va lo que haces. A ver qué le transmite. Te vas a sorprender y vas a obtener muchas claves importantes. Pruébalo.

En mis programas trabajo, entre otras muchas cosas, tu comunicación para que seas percibido como un profesional que da valor añadido a sus clientes. Ese es uno de los aspectos clave que te ayudarán también a poner un mayor precio a tus servicios que a su vez es la consecuencia de la seguridad en ti mismo que vas a adquirir. Trabajo contigo tu mentalidad y las estrategias comerciales que mejor te van a funcionar, alineándolo todo con tus talentos. Solicita una entrevista conmigo y hablemos de lo que te pasa.

Continúa aprendiendo para conseguir tu sueño de vivir de tu negocio de consultoría, coaching o terapias con mi entrenamiento online gratuito Los 3 errores de base por los que no vendes tus servicios de consultoría, coaching o terapias y cómo solucionarlos. Si corriges esto y lo aplicas correctamente te aseguro que va a haber un antes y un después en los resultados de tu negocio.

Deja un comentario. Me los leo todos 😉

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

 

Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en

Azucena Fraile Muñoz

La coach de los profesionales que quieren reinventarse a los 40 at AzucenaFraile.com
De ingeniero superior de telecomunicaciones a coach y mentora independiente, desde 2011 ayudo a otros profesionales a dar el paso. Estrategia y superación personal para que consigas más dinero y más libertad con tu negocio de consultoría, coaching o terapias.
Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en