Emprender después de los 40: 3 consejos para invertir sin acabar deplumado-Infoautónomos

Que no te engañen, para emprender después de los 40 o a cualquier edad tienes que tener recursos económicos. Y no ya por lo que tengas que invertir en tu negocio para echarlo a andar, sino porque hasta que éste despegue, necesitas comer de algo mientras tanto. Como comento en más de una ocasión en mis artículos, necesitas un colchón.

Emprender después de los 40 a la desesperada como último recurso porque no encuentras trabajo y no ves otra solución sin haber emprendido nunca antes, puede suponer entrar en un callejón de difícil salida.

Los resultados cuando uno emprende no suelen ser inmediatos y nunca sabes realmente cuánto tiempo te va a llevar conseguir los ingresos que deseas, con lo cual no deja de ser una carrera contra reloj que puede llevarte a cometer errores que acabes pagando caro.

Esto es algo que tienes que tener muy en cuenta. Por lo tanto, saber priorizar tus recursos distinguiendo las oportunidades de las distracciones es una de las primeras cosas que tienes que vas a tener que aprender.

Normalmente ese colchón es limitado y además, es bueno que lo sea por otra parte, porque eso produce un efecto mayor para pasar a la acción ya que o avanzas o avanzas, sí, no hay alternativa. Es un poco como quemar las naves.

No obstante de lo que se trata es de estirar lo máximo posible ese colchón para minimizar riesgos y poder emprender con cierta tranquilidad y cometiendo el menor número de errores de principiante.

No te voy a engañar, palmar vas a palmar pasta más tarde o más temprano, porque es algo que forma parte de tu proceso de aprendizaje. En mi caso, palmé pasta por muchos sitios por mi propia ignorancia y también, por qué no decirlo, por haberme equivocado a la hora de elegir a determinados profesionales.

De eso ninguno estamos exentos y forma parte del día a día y por mucha experiencia que tengas ese error siempre lo puedes cometer. Ahora bien, en los inicios eres carne de cañón porque quien gobierna tus pasos muchas veces es el miedo y el perfeccionismo, los peores aliados en tu andadura.

Precisamente el miedo y las prisas te llevan muchas veces a invertir en determinadas cosas que no son necesarias aferrándose a la esperanza de que gracias a eso cambiará tu suerte radicalmente. Evidentemente que cambie tu suerte radicalmente puede pasar, pero siempre y cuando aciertes en la inversión en cuestión.

Dicho todo esto, te hago 3 recomendaciones que, si bien son fruto de mi experiencia vivida, si las analizas con objetividad te darás cuenta de que son de sentido común, el menos común de los sentidos y que cuando uno empieza a emprender por primera vez es un sentido todavía menos común de lo normal.

Lee el artículo completo en el siguiente enlace:

Emprender después de los 40: 3 consejos para invertir sin acabar desplumado

Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en

Azucena Fraile Muñoz

La coach de los profesionales que quieren reinventarse a los 40 at AzucenaFraile.com
De ingeniero superior de telecomunicaciones a coach y mentora independiente, desde 2011 ayudo a otros profesionales a dar el paso. Estrategia y superación personal para que consigas más dinero y más libertad con tu negocio de consultoría, coaching o terapias.
Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en