¿Por qué nunca haces lo que tienes que hacer? Te doy la solución

Al igual que no saldrías a buscar setas al campo sin saber cuáles puedes comer y cuáles no, tampoco puedes salir a buscar clientes sin saber cuáles te darán de comer y cuáles no. Y es que cuando se trata de buscar normalmente uno tiene una idea de lo que está buscando, ya sean las llaves de casa que las has perdido, ya sea la casa de tus sueños. Cuando no sabemos lo que buscamos, sí, podemos salir a deambular a ver qué encontramos, pero haremos eso, deambular, sin rumbo fijo y perdiendo el tiempo, si bien lo más normal sea que como no sé lo que busco no hay nada que me motive a moverme.

Muchos de mis clientes y yo misma en su momento, funcionaba, como decimos en España, a salto de mata, es decir, dando tiros aquí y allá a ver si había suerte. No se puede construir un negocio con los cimientos de la providencia divina. Un negocio se construye con una idea sólida de lo que queremos encontrar y que es aquello que mejor encaja con nosotros mismos.

Saber quién es tu cliente y huir de todo aquello que te dificulte averiguarlo es la clave del éxito de tu negocio. Una vez tienes eso claro los siguientes pasos son:

  • Ajustar tu comunicación de manera específica a ese cliente en términos de problema + solución + beneficios.
  • Diseñar un sistema de atracción y monetización que genere dinero de manera regular.

Por lo tanto, para un momento en lo que estés haciendo ahora mismo, respira y hazte estas 3 preguntas para averiguar quién es tu cliente:

  • ¿Qué problema soy capaz de resolver mejor a los demás con lo que sé hacer?
  • ¿Cómo son las personas que tienen ese problema?
  • ¿Qué pueden conseguir las personas que tienen ese problema con mi ayuda?

Esa es la base del foco de tu negocio y la necesitas como el agua para ganar dinero.

¿Por qué sin foco no hay resultados?

Porque cuando no tienes foco vas por el mundo como pollo sin cabeza buscando algo que no sabes lo que es ni dónde encontrarlo.

Porque eres visto como una especie de “supermercado” y eso te hace ser visto como uno más del montón que no se sabe muy bien lo que hace y los que se acercan a ti no tienen muy claro si les puedes ayudar.

Porque lejos de perder clientes por cerrar el círculo, lo que haces realmente es atraer solamente a aquellos para los que eres capaz de dar lo mejor de ti y con los que realmente te gusta trabajar. ¿Te has preguntado alguna vez cuántos clientes necesitas para pagar el estilo de vida que quieres llevar? A lo mejor te sorprendes y no necesitas tantos…

Y si lo sabes, ¿por qué no lo haces?

Porque piensas que cuantas más puertas te abras aquí y allá más probabilidades de ganar tendrás (“no quiero cerrarme puertas”). Las únicas puertas que tienes que abrirte son con tu cliente de verdad y las probabilidades aumentan cuando todas las personas que vienen a ti tienen el mismo problema y tú tienes la solución. Es cuestión de que generes probabilidades de venta dentro de ese colectivo.

Y eso pasa por una sencilla razón: porque estás permitiendo que quien guíe tus acciones sea la inseguridad en vez de la determinación de ir directamente a por lo que deseas.

Un buen pescador va a pescar un tipo de pez, con un cebo y/o técnica determinada y al lugar donde se encuentran ese tipo de peces. Si no lo hiciera así no sabría elegir sitio e iría cargado con varios tipos de cañas, varios cebos y con un remolque de buen tamaño para cargar con todo. Con peso no puedes caminar y ese peso es todo aquello que te aleja de tu foco.

En el último año me he enfocado en trabajar directamente sobre mi nicho y todo lo que conlleva porque sabía que era toda la base de mi sistema y los resultados han sido espectaculares hasta el punto de facturar el doble con una lista mucho más reducida.

Quiero ayudarte a que tú también lo consigas y por eso voy a impartir en vivo y en directo el 30 de noviembre de 16:00 a 19:00 hora española mi PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO CON MENTORÍA GRUPAL “EL PODER DEL FOCO” para un grupo de personas muy reducido. Podrás trabajar directamente conmigo y te ayudaré a encontrar tu foco. Será lo más parecido a un taller presencial.

Si estás cansado de que tu negocio no despegue o no sabes ni por dónde empezar y te sientes frustrado y agobiado porque no paras de hacer y dispersarte todo el rato sin conseguir resultados, con este programa, vas a tener la oportunidad de aprender desde cero a sentar las bases de un negocio próspero que te dé la tranquilidad que necesitas porque vas a aprender:

– Cuáles son los nichos que funcionan.

– Mi método para identificar cuál es tu nicho paso a paso de manera sencilla sin irte por las ramas.

– Cómo articular tu mensaje para atraer a tu cliente.

Apúntate ahora a la lista preferente, para poder acceder a la oferta que haré con motivo del BLACK FRIDAY.