Qué hacer cuando tu vida está patas arriba y quieres un cambio

Lo sé porque he pasado por ello. Llámale crisis de los 40 o mas bien de los “taitantos” porque a cada uno le da a una edad…a unos un poco antes a otros un poco después, pero lo cierto es que es algo que está cada vez más a la orden del día. Llega un momento en el que, cuando pensabas que tu vida tendría que estar más encarrilada, resulta que todo se pone patas arriba y quieres un cambio, y por si fuera poco que sea rapidito y que no duela.

  • Cada vez se te hace más duro tu trabajo porque no te gusta (en realidad nunca te ha gustado)
  • Tu trabajo te encanta pero sientes que has tocado techo y al igual que te llegó un día en el que te fuiste de casa, ahora sientes lo mismo con tu trabajo. Quieres hacer lo que haces pero de otra manera.
  • Puede que incluso sientas que ya no encajas en tu entorno personal (familia, amigos, pareja…) hasta tal punto que tengas la sensación de que estás en las antípodas de algunos de ellos.

Conozco la sensación. Es como sentirse atrapado y al mismo tiempo sientes un miedo atroz envuelto en un profundo sentimiento de culpa porque ya no perteneces a ese lugar. Lo que te ha pasado es muy simple y a la vez complejo:

 

SE LLAMA EVOLUCIÓN

 

Lo sé…no paras de darle vueltas al tema, te tiene descolocado y si para ti no es fácil para los de tu alrededor tampoco, te ven raro, ¿a que sí?. Y más raro que te van a ver cuando te llegue ese momento que tanto miedo te da y tanto deseas al mismo tiempo, el de ponerte el mundo por montera y dar el paso de trabajar por tu cuenta y riesgo con arreglo a tus valores, esos cuya escala ha cambiado, porque a los 40 ya tienes una experiencia de vida y eso te permite poner en valor especialmente algo que hasta ese momento te has venido negando: vivir en plenitud.

Y es entonces cuando llega ese momento que a todos los que hemos pasado por ello nos da un vértigo de agárrate y no te menees. Un pasito “p’alante” María, un pasito “p’atrás” que cantaba Ricky Martin 😉

¿Qué hacer entonces?

1. Confía en tu voz interior

Sé lo que se siente. Tu corazón te dice que no puedes seguir donde estás por muy cómoda que sea tu vida. Y tu cabeza te mete el miedo en el cuerpo porque amenaza con que puedes perderlo todo. Es cierto que durante un tiempo no podrás disfrutar de una seguridad económica como la que hayas podido tener hasta ahora, tendrás que comer de tus ahorros durante un tiempo, pero si haces lo que tienes que hacer a pesar del miedo, ese periodo te aseguro que pasa.

No se trata de renunciar a todo lo que has conseguido, sino de establecer nuevas prioridades y la de tu salto a tu independencia será la primera, eso sí, alineándola con las partes implicadas que se pueden ver afectadas por tu decisión. Es el momento de poner a funcionar tu coraje. De no hacerlo probablemente te arrepientas toda tu vida de no haberlo intentado. No pienses en que renuncias a algo porque en realidad lo que estás haciendo es aplazar para retomar una vez pases ese período de tranformación.

Cuando te reinventas no renuncias a nada. Simplemente aplazas. Clic para tuitear

2. Tu experiencia es un grado

Alguien me dijo una vez que nada cae en saco roto y es algo que he comprobado a lo largo de toda mi trayectoria profesional y personal. Todo es consecuencia. Sé que cuando dejas tu trabajo porque nunca te gustó y ya no podías más, no eres capaz de ver lo positivo de toda esa etapa, pero siempre lo hay. Por lo tanto, si vas a dedicarte a lo mismo que haces ahora sólo que por tu cuenta, como si vas a dedicarte a otra cosa, todo lo que hayas hecho hasta ahora ha tenido sentido. No vas a tirar nada por la borda, simplemente vas a transformarlo. Es el momento de ponerte las gafas de ver todo lo que has aprendido y no hablo de conocimientos, hablo de capacidades y habilidades, que es lo que te va a ser más útil en esta nueva etapa de tu vida. Haz un repaso de los momentos cumbre de tu carrera y de tu vida y también de los más duros y toma nota de lo que hiciste para salir de ellos. Los obstáculos que nos encontramos a lo largo de la vida juegan un papel importantísimo en nuestra mejora como personas. No los descartes, aprende de ellos en todo momento porque son los que realmente nos hacen crecer.

Los obstáculos que nos encontramos en nuestra vida juegan el papel de enseñarnos a crecer Clic para tuitear

Importante: despídete de tu etapa anterior con agradecimiento y suelta (aunque duela). Has de entrar en tu nueva vida ligero de equipaje.

3. Ponte en manos de profesionales

El mayor error que puedes cometer es preguntarle a tu entorno qué es lo que tienes que hacer por una sencilla razón: ellos no están viviendo el proceso que estás viviendo tú, ni lo van a entender y lo más seguro es que te transmitan sus propios miedos. Unos lo harán desde el cariño porque quieren protegerte y otros desde la envidia porque lo que quieren es que te hundas para justificar así su propio miedo a no hacer lo mismo que tú porque en el fondo es muy probable que lo deseen tanto como tú y no se atreven. Pues bien, no necesitas ni una cosa ni la otra. Grabé hace tiempo un video sobre este tema que puedes ver aquí.

Ten clara una cosa: el único que conoce la respuesta eres tú. Pero es muy probable que ni siquiera seas consciente de ello. No es una decisión fácil y hay que ejecutarla con seguridad y eso requiere dos cosas fundamentales:

  • Tener confianza en ti mismo.
  • Saber los pasos que tienes que dar con foco y estrategia.

Si te dejas llevar por la euforia corres el riesgo de lanzarte como pollo sin cabeza y morir en el intento a las primeras de cambio. Por eso es importante que te dejes guiar en tu camino por profesionales que hayamos dado ese paso y estemos ya al otro lado del río dispuestos a tirarte la mejor de nuestras cuerdas a la que puedas agarrarte para pasar de una orilla a otra sin apenas mojarte. A la hora de elegir con quién, tranquilo, hay muy buenos profesionales en el mercado que te pueden ayudar. Contacta con más de uno si es necesario. ¿Cómo elegir al adecuado para ti? Mi recomendación es que te quedes con quien mejor empatices, con quien te sientas más a gusto y te inspire mayor confianza. Con quien sientas que te va a llevar de la mano con firmeza y te dará más luz en el camino. Tranquilo, tu voz interior, esa de la que hablaba en el punto 1, te va a decir quién es. Confía 😉

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

Continúa aprendiendo a cambiar tu manera de pensar, sentir y hacer. Apúntate ahora al club #emprende40 y llévate de regalo mi curso gratuito de los 13 errores, basado totalmente en mi experiencia, donde te cuento unos cuantos que yo misma he cometido para que no caigas tú también en la misma trampa y empieces a ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo. Aquí abajo lo tienes…

Deja un comentario. Me los leo todos 😉

Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en

Azucena Fraile Muñoz

La coach de los profesionales que quieren reinventarse a los 40 at AzucenaFraile.com
Especialista en habilidades de liderazgo y comunicación, Azucena ayuda a emprender con éxito a consultores, coaches, terapeutas, profesionales de terapias dirigidas a la salud y bienestar u otros profesionales de servicios que quieren continuar su carrera por su cuenta para conseguir mayor independencia y satisfacción personal.
Azucena Fraile Muñoz
Sígueme en