El séptimo sentido que todo empresario debería tener

Vista, oído, tacto, olfato y gusto. Luego está el sexto sentido que dicen que tenemos las mujeres, la intuición, aunque en realidad es algo que todos tenemos independientemente del sexo. Quien diga que no tiene intuición en realidad lo que le ocurre es que no la escucha ni le hace el caso que merece. Y además de esos 6 hay un séptimo sentido que para mí es fundamental a la hora de montar tu empresa:

El sentido de la ANTICIPACIÓN

Porque el sentido de la anticipación te permite 3 cosas:

  • Prevenir los problemas.
  • Ganar tiempo.
  • Adaptarte al mercado.

Por supuesto que siempre te puede pillar el toro y nunca estás exento de equivocarte y darte un batacazo pero cuando entrenas tu sentido de la anticipación estás entre otras cosas al tanto de las tendencias, de la evolución del mercado y eso te permite reaccionar a tiempo en vez de esperar al último minuto cuando te ha caído todo el chaparrón encima.

Si vas todo el tiempo a contrapié no sólo será más probable que te la pegues sino que al mismo tiempo la remontada después de cada caída es mucho más costosa porque la remontada has de hacerla desde el hoyo, es decir, cuando menos energía tienes.

Dicho de otra forma, el sentido de la anticipación como mínimo te amortigua los golpes.

El sentido de la anticipación funciona cuando sabes manejar estas dos variables:

  • Visión
  • Planificación

Y por supuesto esas dos variables han de ir acompañadas de una gran capacidad de acción para poner en marcha con total determinación lo que sea necesario.

¿Qué tengo que visualizar y planificar?

Muy simple. Tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

En primer lugar, trabaja día a día para tener más y más clara tu visión de qué es lo que quieres construir. Sería el equivalente a tu destino en un viaje en barco, por ejemplo.

Después planifica los distintos hitos para llegar ahí: piensa por ejemplo dónde quieres estar dentro de 3 años (cuánto quieres ganar, dónde quieres que esté tu empresa).

Y a partir de ahí vete acortando el plazo: define objetivos a 1 año, a 3 meses, a un mes y si quieres llevar un mayor control ponte objetivos semanales.

Por supuesto siempre estamos hablando de objetivos realistas, que significa obviamente no te pases pero tampoco te quedes corto.

Y aquí es donde entra el sentido de la anticipación: revisando en el corto plazo lo que va funcionando y haciendo los ajustes necesarios para que eso que funciona lo sigas haciendo en el medio y el largo y desechando lo que no funcione.

En períodos de vacaciones anticiparse es especialmente necesario. Planifica siempre antes de irte aquellas acciones que vas a hacer justo cuando vuelvas de tu período de descanso. Esto te permitirá estar más tranquilo y poder desconectar con mayor facilidad, lo que hará que tu descanso sea realmente regenerador y a tu vuelta estés con la energía suficiente para retomar tu actividad. Haz una planificación que te permita volver de manera paulatina a la actividad y pasar del 0 al 100 rápidamente.

Una buena planificación es como tener muy bien aprendido un buen guión de teatro. Las probabilidades de quedarte en blanco se reducen notablemente y las de incluir elementos nuevos que enriquezcan la representación o simplemente solventen errores que ni el ojo más crítico sea capaz de detectar.

Y si te alejas de tu objetivo, muévelo sólo como último recurso. Antes de mover o reducir un objetivo, anticípate con creatividad y cambia las acciones. Si además planificas una lista de acciones posibles a poner en marcha te será más fácil cambiar de una a otra sin tener que pensar demasiado.

Intercala períodos de reflexión y reajuste en tus planes. El objetivo es que no funciones a salto de mata y por impulsos porque eso no te dará continuidad en tu trabajo y favorecerá que tus ingresos sean menos recurrentes.

Y en todo ese proceso no te olvides de algo esencial: sé flexible y escucha lo que te dice tu intuición, porque es ella la que te va a decir por dónde reencaminar tus acciones sin perder de vista el objetivo.

Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
TRABAJA CONMIGO

TRABAJA CONMIGO

Supera tus miedos, da el primer paso y comienza a transformar tu vida.Te mereces ser feliz.

hablemos
Artículos que te pueden interesar:
sígueme en las redes sociales

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.