Los 10 errores más comunes en linkedin y cómo evitarlos

Las redes sociales no dejan de ser un reflejo de cómo nos relacionamos en nuestra vida cotidiana y linkedin en particular es un fiel reflejo de cómo nos relacionamos a nivel profesional. Es por eso que quiero compartir contigo los 10 errores más comunes en linkedin que he detectado en los años que llevo trabajando esta red como canal de venta y de posicionamiento de mi marca. Algunos de ellos te confieso que yo también los cometí en el pasado por puro desconocimiento o por inmadurez.

Estar detrás de una pantalla no sólo no nos da derecho a hacer lo que nos dé la gana, sino que lo que hagamos se hace público, se amplifica y más tarde o más temprano se vuelve contra nosotros o a nuestro favor. Cuantas mejores prácticas tengas mayor reputación online tendrás y eso también es posicionamiento de marca.

¿ Qué debes evitar hacer ?

Te lo cuento en esta lista de errores más comunes en linkedin. Si tienes algún error o mala práctica que quieras compartir, déjamela en los comentarios, ¿vale?. De esta manera contribuiremos a hacer de linkedin y de cualquier red social, un lugar de crecimiento para todos.

10 errores más comunes en linkedin Clic para tuitear

1.- No tener foto de perfil

¿Irías a un evento profesional con un pasamontañas que te tapara toda la cara? Salvo que lo hicieras en la cima del Everest a 20º bajo cero, no tiene sentido, ¿verdad?. Una cosa es que guardes una cierta privacidad, pero en una red profesional como linkedin lo suyo es que te pongas cara y no cualquiera, la mejor que tengas. Y no, no es postureo, es sentido común. Cuando te vas a ver con gente vas con tu mejor cara porque quieres estar a gusto y que los demás lo estén. Pues aquí es igual. Se trata de ir por la vida dando lo mejor de ti, ¿no crees?

2.- Tener una foto de tu logo en tu perfil y usarlo como página de empresa

Esto es algo que veo muchas veces y el error se comete normalmente por no tener claro cuándo y cómo utilizar los perfiles y las páginas de empresa. Voy a tratar de aclarártelo. Tu página de empresa es la que representa tu marca, es el paraguas que te respalda y que da prestigio y reputación a tu marca y por lo tanto a ti. Pero quien contacta con clientes potenciales, quien establece relaciones eres tú. Dicho de otra manera, cuando te llaman de una empresa quien te llama siempre es una persona en nombre de esa empresa, una persona que tiene nombres y apellidos. Por lo tanto, utiliza tu página de empresa para conseguir seguidores, dar visibilidad a tu marca y posicionarla. Haz los negocios desde tu perfil y ya en él pondrás en la experiencia profesional tu puesto dentro de la empresa. Los perfiles en linkedin no son perfiles personales como en facebook, son perfiles profesionales. Trabájalos teniendo siempre eso en cuenta.

3.- Tener un CV en vez de un perfil que venda

Este error viene porque en el fondo linkedin ha sido durante muchos años la gran desconocida de las redes sociales. Cuando la descubrí hace años trabajaba como empleada en una multinacional del mundo de las telecomunicaciones y alguien me dijo que me metiera para poner mi curriculum, que los head hunters te contrataban por ahí. El resultado fue tener un perfil, como muchos que veo, que son puros CVs que tampoco aportan demasiado. Incluso si buscas trabajo, tu perfil ha de tener un enfoque diferente.

Para mostrar lo que sabes hacer no hace falta ponerse medallas. Lo que hace falta es hablarle a las personas con las que quieres conectar en linkedin, es decir, que tu perfil refleje lo que los que trabajen contigo pueden conseguir, lo que puedes ayudarles a solucionar. Foco siempre en el cliente. Y si buscas trabajo, la empresa que te contrate también es tu cliente y te pagará mes a mes por lo que le puedas aportar.

4.- Contactar con tus clientes con un perfil antiguo

Siguiendo con el punto anterior, tu perfil ha de estar adaptado a quien te vas a dirigir. Todo tiene que guardar una coherencia. Por lo tanto actualízalo a tu etapa profesional actual a partir de la cual lo vas a empezar a utilizar con un objetivo claro. Por otro lado, te recomendaría que hicieras una revisión de cuáles son tus contactos. Tu red ha de estar también lo más adaptada posible a lo que haces ahora, es decir, tiene que estar formada por personas interesadas en lo que les vas a ofrecer y aportar. Por lo tanto, haz limpieza.

5.- Tener recomendaciones de una etapa profesional anterior

Todo lo que aparezca en nuestro perfil ha de sumar a lo que hacemos, dicho de otra manera, ha de estar alineado. Por ejemplo, si trabajaste en una empresa durante un tiempo y tienes recomendaciones de personas con las que trabajaste pero ahora te dedicas a otra cosa diferente y trabajas por tu cuenta, esas recomendaciones no restan pero tampoco suman. Añade todo lo que sume a conseguir tus objetivos. No lo olvides.

Los errores anteriores son fruto del desconocimiento de cómo funciona linkedin. Los 5 siguientes no tienen nada que ver con linkedin, tienen que ver con tu manera de relacionarte con los demás y son quizá mucho más dañinos. Evítalos siempre. Vamos con ellos…

6.- Pedir que difunda lo tuyo a cualquiera con quien conectas

Me ha pasado más de una vez. Alguien que me contacta, su perfil me indica que puede ser alguien a quien puedo aportarle valor y nada más aceptar su contacto me envía el enlace a su curso, a su libro o lo que sea para que lo difunda en mi red. ¿Por qué debería hacerlo? Traslada esto al plano presencial: ¿Le darías un taco de folletos de tu empresa al primero que pasara por la calle para que te hiciera buzoneo?

Difundir cosas de otros es algo que siempre hago pero no así. Difundo cosas de personas con las que tengo ya una relación profesional, que valoro su trabajo y que además creo que pueden ayudar a mi red a crecer y aprender cosas que yo desconozco. O simplemente esas personas pueden ser referente para otras muchas y quiero que mi red lo sepa. Lo de difundir cosas de alguien con quien no ha habido unos mínimos de relación es convertirte en su spamer.

Si quieres que lo que haces se difunda, aporta valor y establece relaciones de calidad y no tendrás ni que pedirlo porque la gente lo hará por gusto.

Si quieres que lo que haces se difunda, aporta valor y establece relaciones de calidad y no tendrás ni que pedirlo porque la gente lo hará por gusto. Clic para tuitear

7.- Hacerte el simpático y vender a cuchillo

Una práctica muy habitual es pedir contacto en la red y según aceptas la invitación se inicia una conversación en la que te dicen lo guay que eres y en la que tu intuición te dice «a ver lo que vas a tardar en venderme algo». Y al momento te llega un enlace para apuntarte a un curso o lo que sea que, si la persona se hubiera molestado en ver tu perfil, se hubiera dado cuenta rápidamente de que lo que te manda no tiene ningún interés para ti.

Eso no es establecer relaciones y te estás saltando el primer paso del proceso de venta: indagar. No se trata de que hagas un tercer grado ni que lo hagas nada más conectar, pero sí de si esa persona te interesa profesionalmente, conozcas un poco más sobre ella y sus inquietudes. Las relaciones se construyen despacio y no a golpe de click. Paciencia y escucha, dos claves esenciales para triunfar en una red como ésta.

8.- Ofrecer tu producto sin preguntar antes

Está muy relacionado con el error anterior y digamos que es lo mismo pero llevado al extremo porque ni siquiera media la más mínima conversación. Es más, se me ha dado el caso de tratar de hacerme la venta incluso en el propio mensaje de invitación a conectar. Te puedes imaginar lo que hago con ese tipo de invitaciones.

Las formas son siempre importantes y en linkedin además marcan la diferencia (las buenas y las malas).

9.- Contactar para hacer spam directamente al buzón de correo electrónico

Ésta es una de las peores prácticas que he visto en linkedin y además, si no me equivoco, está en la ilegalidad. Cuando envías una invitación a conectar en linkedin y la persona acepta, te está dando permiso para que contactes por linkedin y punto. No te da permiso para que obtengas de su perfil su correo electrónico (lo normal es que lo tengamos público) y le envíes directamente al correo lo que te dé la gana. Ten en cuenta que te estás saltando la ley de protección de datos a la torera, porque necesitas el consentimiento expreso de la persona de que puede utilizar tu correo electrónico. Por lo tanto, aunque nuestros mails sean públicos en linkedin, nadie tiene derecho a coger ese mail y enviarte publicidad porque aceptar invitación a conectar no lleva implícito nada más. Mucho cuidado con esto. Personalmente cuando detecto algo así borro a la persona de mis contactos y por supuesto pido que me den de baja de sus comunicaciones.

10.- Usar linkedin como si fuera facebook o instagram

Hay que tener claro cuál es la «personalidad» que cada red social tiene. Facebook e instagram son redes de gran público en las que se comparte de todo y de una manera bastante informal y desenfadada. Linkedin tiene una personalidad diferente. Es una red profesional y se tratan temas profesionales. No estoy diciendo con esto que no compartas nada personal, simplemente que lo hagas en coherencia a lo que quieres transmitir con tu marca a tus potenciales clientes. Tampoco se trata de ser demasiado serios y el humor es bienvenido, se agradece y está bien visto. Pero, tampoco es cuestión de llevarlo al extremo. Linkedin no es el lugar adecuado para compartir memes o fotos tuyas en la playa tomando el sol, por ejemplo. Adapta tus contenidos a cada red y trabaja tu marca en todas ellas. Tu lado más desenfadado o tu estilo de vida forman parte de tu marca y es bueno en muchos casos que lo compartas pero adapta tu mensaje a la audiencia de cada red. Instagram o facebook son buenísimas para compartir ese lado más personal e informal y suman a todo lo que publiques en linkedin.

Si quieres que te ayude a trabajar tu comunicación y tu estrategia en linkedin, ponte en contacto conmigo para conocer en qué punto estás y mostrarte cómo puedo ayudarte.

¿Quieres seguir aprendiendo conmigo? Sígueme en mis redes sociales o directamente apúntate a mi lista y llévate de regalo mi curso CÓMO VENDER SIN AGOBIARTE Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES. También tendrás acceso a mis clases gratuitas en directo y otros contenidos exclusivos en los que te enseño a creer en ti y vivir la vida que quieres.

Apúntate aquí 👇

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de servicios

¿Te ayudó este artículo? No te lo guardes😉. Compártelo en tus redes, comenta, envíaselo a quienes también les pueda ayudar. Gracias.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Azucena Fraile Muñoz
  • Finalidad: responder a tu comentario.
  • Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
  • Destinatarios: No tenemos previso ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. 
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir, portabilidad y oposición a tus datos. Los datos de contacto serán almacenados en GetResponse Sp. z o.o., mi proveedor de mailing. 
  • Info adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el enlace al pie de esta página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.