Bienvenido a mi blog

CREE EN TI · ENFOCA · CRECE

Esto es lo que te mantendrá en la brecha de por vida

Tengo la suerte de contar en mi red de contactos con profesores de esos comprometidos de verdad con el futuro de sus alumnos que se esfuerzan por innovar y darles algo más allá de lo que hay en los programas educativos, personas que dan bastante más de lo que les corresponde con arreglo a su sueldo. Y es que como ya he comentado en alguna ocasión, el sueldo sólo es una parte de lo que nos motiva a las personas a la hora de hacer cosas.

Gracias a ellos en las últimas semanas he tenido la oportunidad de hacer algo que me emociona profundamente y de lo que siempre aprendo: motivar a los jóvenes que están a punto de incorporarse al mercado laboral y darles herramientas y alternativas para que sean conscientes de todo lo que pueden llegar a lograr si realmente ponen empeño en ello. No les vendo humo (no es mi estilo) y les dejo claro que nadie les va a regalar nada, pero tampoco les cuento una película de terror de lo mal que están las cosas porque lo cierto es que las cosas siempre han estado mal para los que no se esfuerzan por aprender y arriesgar en la vida.

Es curioso, porque una de las primeras preguntas que les lancé fue un clásico sobre el que también te invito a ti a reflexionar continuamente para que no pierdas el norte: QUÉ ES PARA TI EL ÉXITO. Podríamos pensar de manera frívola que iban a responder «tener dinero» o «pegar el pelotazo», algo que está a la orden del día, pero no. Su respuesta fue mucho más sencilla y sensata: SER FELIZ CON LO QUE HAGO.

Y es que me da igual si eres empresario, emprendedor, arquitecto, ingeniero, artesano, carpintero, albañil o armador que cantaba en mis tiempos Elsa Baeza y ejerces en Palacagüina (por seguir con la letra de la canción que la hizo famosa) o en «Chinchinati» 😉  Lo cierto es que lo que realmente te va a mantener en la brecha de por vida es el grado de felicidad que tengas con lo que haces. Pero ya no sólo en tu trabajo, sino en tu vida.

Durante mucho tiempo para mí el trabajo era un mal necesario y una fuente con la que ganar dinero para hacer las cosas que me gustaban (principalmente conocer mundo). De alguna manera estaba justificada la apatía y el poco sentido que le encontraba a lo que hacía porque ganaba dinero para poder llevar fuera esa vida que «tanto deseaba» (lo pongo entre comillas porque a la larga me di cuenta de que en parte esa forma de vivir era una huida hacia adelante). Vivía por y para el ocio hasta que me di cuenta que la vida es ocio, sí, y también es disfrutar de tu entorno, de la gente que merece la pena y de tu trabajo.

Y es que toda esta oleada de emprendimiento que estamos viviendo tiene que ver con la tan cacareada «crisis», pero no sólo la económica a nivel mundial, sino con la suma de las crisis personales de cada individuo.

De hecho, una buena parte de mis clientes son personas de más de 40 años que en el fondo lo que quieren no es necesariamente emprender, sino que ven en el emprendimiento la salida a su necesidad de desarrollar un trabajo que sea la vía de expresión de sus talentos y de su propia autenticidad, en definitiva, un trabajo con el que ser felices. La dificultad está después en llevar eso a la práctica porque no es tarea fácil y requiere aprender a vivir de una manera diferente en la que la incertidumbre y el enfrentarse día tras día a tus propias inseguridades es lo que predomina.

Y señoras y señores, para eso no nos preparan porque seguimos anclados en un sistema en el que a las nuevas generaciones se les atiborra de conocimientos en vez de generar experiencias en las que aprender a desarrollarse como personas. El saber ocupa lugar y muchas veces estorba, porque la sabiduría no la da el conocimiento sino la experiencia.

En mis charlas con los chavales no me canso de decirles que experimenten, que exploren, porque ya que en la escuela se pasa de puntillas (o ni eso) sobre las habilidades humanas, tendrán que aprenderlas fuera a través de otro tipo de actividades: teatro para desarrollar la habilidad de hablar en público, participar en asociaciones para desarrollar habilidades de relación, montar mercadillos de segunda mano para desarrollar habilidades de venta, etc. ¡Imaginación al poder!. Es absurdo preparar a nuestros jóvenes para recoger los frutos cuando caen del árbol cuando en realidad si quieren coger los mejores tendrán que aprender a trepar por los troncos para agarrarlos.

Sí, hoy me he puesto filosófica y dirás que si me he fumado algo (con lo único que me drogo últimamente es con los fresones de Huelva que me los compro por cajas), pero es que me parece importante hacerte llegar que no tienes que perder de vista en el desarrollo de tu empresa una pregunta clave: PARA QUÉ HAGO LO QUE HAGO. Y la respuesta tiene que tener tres componentes:

– Tu propio beneficio

– El beneficio de tu entorno

– Tu contribución a la sociedad

 

Busca la manera de hacerte rico a todos los niveles (económico y personal) teniendo en cuenta esas tres vías, porque si sólo piensas en ti o sólo piensas en los demás tu felicidad estará coja y más tarde o más temprano aparecerán carencias que te harán perder energía. El formar parte de un todo en plenitud, es decir, dando lo mejor de uno mismo es lo que te dará la felicidad y por lo tanto la fuerza para seguir en la brecha.

Pasar por el mundo de cualquier manera es sobrevivir y dejar que se te pase el tiempo. Tampoco se trata de que seas necesariamente un Gandhi o un Nelson Mandela, sino que trabajes con arreglo a lo que está a tu alcance y vayas aumentando tu radio de acción a medida que progreses y crezcas.

¿Cuál quieres que sea tu legado?

Volviendo a los jóvenes, dejémosles que vivan el presente y no carguemos a sus espaldas la responsabilidad de crear el futuro, porque esa responsabilidad es más nuestra que suya y el legado que dejemos cada uno es la tierra en la que ellos podrán sembrar nuevas semillas para mejorar generación tras generación la cosecha.

Si te ha gustado este artículo, sé generoso y compártelo en tus redes sociales. Y no dejes de compartir tus opiniones. Me encantará leerlas ? ¡GRACIAS!

Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
TRABAJA CONMIGO

TRABAJA CONMIGO

Supera tus miedos, da el primer paso y comienza a transformar tu vida.Te mereces ser feliz.

hablemos
Artículos que te pueden interesar:
sígueme en las redes sociales

Artículos relacionados

4 comentarios en «Esto es lo que te mantendrá en la brecha de por vida»

  1. BIEN SABES QUE TE ADMIRO, GRACIAS POR PERMITIR QUE NOS ENSEÑEN. POR FIN ALGUIEN ME HA QUITADO TANTA TONTERÍA CON EL BENDITO ÉXITO.
    ¿QUIÉNES SON LOS QUE NO SABEN SALIR DE LA «CRISIS»?

    Responder
  2. Ciertamente Azucena, después de conquistar ese primer deseo de hacer dinero, llega un vacío inexplicable y al mismo tiempo muy intenso que clama por algo más que el beneficio propio. Si no estamos conscientes de esa otra motivación, podemos llegar hasta deprimirnos y pensar: lo tengo todo y estoy triste !!! Que más le puedo pedir a la vida???
    No hay nada que pague la alegría del corazón cuando ayudas al otro desinteresadamente o mejor dicho interesadamente, pues lo que más quieres es ser feliz viendo la felicidad del otro.
    Tus reflexiones muestran tu corazón noble y sabio. Te admiro

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.