Bienvenido a mi blog

CREE EN TI · ENFOCA · CRECE

Si quieres no siempre puedes

En los últimos años ha habido un auténtico boom en el que reconozco que además desde el mundo del coaching hemos contribuido a ello de manera perjudicial, y es hacer creer a las personas que son capaces de cualquier cosa cuando no lo son montando una gran bola que no es otra que el gran engaño de la «actitud positiva».

Pareciera que me estoy tirando piedras contra mi propio tejado, porque justo los coaches nos enfocamos en sacar lo mejor de las personas y emponderarlas, y personalmente pienso que todos somos un diamante en bruto que una vez pulido puede conseguir lo que se proponga. Ahora bien, ese mensaje de «SI QUIERES, PUEDES» es necesario matizarlo, o de lo contrario estaremos cayendo en el autoengaño.

Te pongo un ejemplo ahora además que el año toca a su fin y llega el tiempo de los buenos propósitos, los objetivos de cara al siguiente y demás tópicos. ¿Cuántas veces te has visto diciendo «este año dejo de fumar» ó «este año cambio de trabajo» ó «este año voy a facturar 50.000€» para que luego se quede todo en agua de borrajas? Habrás recibido palmaditas diciéndote «tú puedes» incluso. ¿Por qué luego no sucede?

Bajo mi punto de vista y basándome en mi experiencia, no sucede por 4 razones:

  1. Lo que dices que quieres conseguir, en el fondo no lo quieres tanto.
  2. Lo que dices que quieres, en el fondo no crees que lo puedas conseguir.
  3. Aún no estás preparado para conseguirlo.
  4. Te falta determinación y no tienes un plan.

Y es que la motivación no es suficiente, como dice Emilio Duró, no hay peor cosa que un tonto motivado. El logro necesita además convencimiento absoluto de que lo puedes conseguir, que sea tu momento y que pases a la acción. Todo lo demás son pajas mentales, cuentos de la lechera, vivir en los mundos de Yupi o una mezcla de las 3 cosas.

Veamos qué puedes hacer para que eso no te pase y que el SI QUIERES PUEDES tenga entonces sentido.

LO QUE DICES QUE QUIERES CONSEGUIR EN EL FONDO NO LO QUIERES TANTO

Observa por un momento la emoción que sientes al decir lo que quieres conseguir. ¿Cómo es? ¿Sientes que de verdad te impulsa a ponerte en marcha? Tiene que salirte de muy adentro.

TIENES QUE SENTIR QUE QUIERES, EN VEZ DE PENSAR QUE QUIERES

Observa los pensamientos que te asaltan.

Aquí es necesario que distingas entre los pensamientos que son reales y los que son autosabotajes. ¿Cómo distinguirlos? Mira a ver si esas palabras que te dices a ti mismo las reconoces porque las has oído en boca de alguien de tu entorno y resuenan en ti constantemente. Muy probablemente en ese caso, sean un autosabotaje. Una vez los tengas identificados, imagínate cómo sería tu vida consiguiendo eso que deseas. ¿Es la vida que quieres o es la que otros te han dicho que quieres? Este ejercicio es esencial hacerlo antes de empezar a dar ningún paso.

LO QUE DICES QUE QUIERES EN EL FONDO NO CREES QUE LO PUEDAS CONSEGUIR

Sólo aquello que te creas a pies juntillas es posible, porque la creencia es lo que te da la determinación para luchar contra viento y marea para conseguir tus logros. Cuando te lo crees es cuando estás en condiciones de verdad de conseguirlo. Mientras no llegues a ese punto estarás en la fase de las pajas mentales, los cuentos de la lechera, los mundos de Yupi o una mezcla de las 3 cosas. ¿Qué hacer para creértelo? Prepárate, entrénate y con esto paso al siguiente punto.

AÚN NO ESTÁS PREPARADO PARA CONSEGUIRLO

Te pongo un ejemplo muy sencillo. Imagina por un momento que quieres correr una maratón. Ya has identificado que quieres hacerlo, que realmente te apetece el reto, pero no te lo crees porque no has corrido en tu vida. Bien, como les digo a mis clientes, pon un todavía en tu vida.

TODAVÍA NO PUEDES PORQUE TODAVÍA NO ESTÁS PREPARADO

Entrénate, poco a poco, cada día corriendo un poquito más, busca un entrenador que te ayude en el proceso y a medida que vayas consiguiendo etapas intermedias empezarás a creer que puedes y tu motivación y tu deseo aumentarán. Los apoyos en este momento son fundamentales. Si trasladamos esto a tu empresa, fórmate y entrénate, busca apoyos que te ayuden a cambiar tu sistema de creencias (ahí es donde entra en juego la figura del coach).

TE FALTA DETERMINACIÓN Y NO TIENES UN PLAN

Aquí es donde se pone a prueba tu capacidad de compromiso, de la que ya hablé en otro artículo. Es necesario que traces una estrategia y un plan para alcanzar el objetivo. Sin acción no hay cambio ni hay nada. Ojo, ese plan tiene que adaptarse a ti y a tus circunstancias. Los planes, las técnicas, los procesos nunca pueden convertirse en algo que te encorsete. Tienen que ser una guía que te sirva para no perder el norte, pero por el camino pueden surgir obstáculos que requieran ajustes al plan, porque el plan a lo mejor no era viable tal y como estaba diseñado. Como norma general, PIENSA EN GRANDE Y MUÉVETE EN PEQUEÑO. Esta frase no sé de quién es pero desde la primera vez que la oí me la gravé a fuego, porque esa es la clave para no atragantarte por el camino. Trocea tus acciones, desmenuza tus objetivos. Si quieres dejar de fumar, a lo mejor no estás preparado para dejar de golpe el tabaco, pero sí para ir reduciéndolo. O sí, lo estás. Prueba. Experimenta y sobre todo, observa lo que sientes. Si te ahogas, haz trozos todavía más pequeños y muy importante: saboréalos y date un premio por conseguirlos. De esta forma tu motivación apenas decaerá.

Si sigues todas estas fases entonces lo de SI QUIERES PUEDES tiene todo el sentido del mundo. Observa siempre lo que sientes. Si las cosas salen del corazón se hacen sin esfuerzo y la cabeza se limita a guiar y trazar el plan. Si salen de la cabeza únicamente, te faltará el motor y más tarde o más temprano caerá tu motivación. Y recuerda:

La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha
(Edmundo Hoffens)

Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
TRABAJA CONMIGO

TRABAJA CONMIGO

Supera tus miedos, da el primer paso y comienza a transformar tu vida.Te mereces ser feliz.

hablemos
Artículos que te pueden interesar:
sígueme en las redes sociales