Bienvenido a mi blog

CREE EN TI · ENFOCA · CRECE

Sin foco en problema ajeno no hay negocio

Dicho así podría parecer un refrán de mi abuela. Sin embargo, ni es un refrán ni lo dijo mi abuela, pero sí que es una parte de la sabiduría que cualquiera que quiera emprender un negocio o lo haya emprendido ya, tiene que tener en su cuaderno de bitácora. Mi abuela, como todas las abuelas, dicho sea de paso, era muy sabia. 😉

¿Y qué significa poner el foco en el problema ajeno?

Vayamos por partes, como Jack el Destripador, que decía uno de mis maestros en esto del desarrollo personal.

1.- Problema:

Tenemos tendencia a pensar en la solución antes de tener definido el problema y luego nos quejamos de que no se nos escucha, de que la gente pasa, de que  nadie hace caso, etc. Enfado con el mundo. Y lo cierto es que hasta que no eres capaz de definir cuál es el problema que puedes resolver con tu producto o servicio en los términos de la persona que lo está sufriendo, no tienes nada. Y fijaros que he dicho sufriendo, porque para bien o para mal, los seres humanos, hasta que no sufrimos de verdad no nos movemos. Si el problema sólo nos molesta un poco, significa que no nos rascamos el bolsillo.

2.- Ajeno:

O sea, de otro. Hay una tendencia en la que caemos muchas veces sin saberlo y es en pretender resolver a otro un problema que en el fondo tenemos nosotros. Mientras estés instalado en tus propios problemas y no te intereses por entender los problemas de los demás y en qué grado les llegan a producir dolor, estarás predicando en el desierto y encima te verán como alguien que sólo se mira su propio ombligo. Resultado: los que piensas que son tus clientes no te quieren oír ni mucho menos ver y como te pongas tonto te pondrán en la lista de los contactos bloqueados.

3.- Foco:

Tranquilos, porque si tienes todo lo anterior, lo del foco está chupao. Lo sabrás cuando veas el problema por todas partes hasta tal punto que te persiga, dicho de otra manera, no tendrás que vender tu solución al problema porque vendrán todos a comprártela.

A todos los que estáis emprendiendo o pensando en emprender, antes de lanzaros, pensad en estos términos y sobre todo, no dejéis de contrastar con los que sufren un problema determinado, por mucho que tú también lo hayas podido sufrir y superar. Los matices y las vivencias que cada persona te puede aportar pueden llegar a sorprenderte.

Sé humilde, escucha y ponte en el lugar del otro. Cuando lo consigas, encaja la solución que des con tus valores más profundos y tendrás el mundo a tus pies, porque lo que ofrecerás te saldrá desde las tripas, no desde la cabeza.

Y nunca olvides buscar los apoyos necesarios para conseguir tus sueños.

Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
TRABAJA CONMIGO

TRABAJA CONMIGO

Supera tus miedos, da el primer paso y comienza a transformar tu vida.Te mereces ser feliz.

hablemos
Artículos que te pueden interesar:
sígueme en las redes sociales

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.