Bienvenido a mi blog

CREE EN TI · ENFOCA · CRECE

Colaboraciones profesionales: el secreto para que no se queden en agua de borrajas

¿Cuántas veces has querido establecer alianzas con alguien y se ha quedado todo en el limbo?

Os conocéis, hay buen feeling (o eso parece), decís de quedar, nadie llama (o sí, siempre es un misterio…), conseguís quedar, aparentemente estáis de acuerdo en todo y aquello pinta bien y de repente uno de los dos desaparece del mapa y si te he visto no me acuerdo.

¿Por qué pasa esto?

El secreto para que las colaboraciones profesionales funcionen es que además de haber buen feeling entre las personas, tiene que cumplirse el famoso principio GANAR-GANAR (WIN TO WIN).

Dirás, eso ya lo sé, Azu, y yo siempre busco el ganar-ganar y ni por esas. Veamos entonces cómo estás aplicando este principio y qué implicaciones reales tiene, porque todo el mundo dice que busca el bien común pero en el fondo, no todo el mundo sabe aplicarlo.

El principio GANAR-GANAR tiene dos caras:

  • Lo que se gana.
  • El precio que se paga por ganar.

Por lo tanto tenemos dos variables y normalmente la segunda suele estar oculta y es la que de verdad determina el éxito de la colaboración, porque para ganar estamos todos listos, pero sólo nos mojamos cuando el precio a pagar por conseguirlo nos compensa.

Cuando la ganancia es interesante y se está dispuesto a asumir el precio que cuesta obtenerla, entonces se genera lo que va a mantener de verdad la colaboración: el compromiso.

Así pues, en todas las colaboraciones profesionales que inicies ten en cuenta estas cuatro cosas:

  • Lo que tú vas a ganar
  • Lo que va a ganar el otro
  • El precio que tú pagas por tu ganancia
  • El precio que el otro paga por la suya

Mientras no haya equilibrio entre estas cuatro patas, la mesa se tambalea. Así de simple.

¿Cómo funciona ese equilibrio?

Existen 4 factores básicos que son los que mantienen el equilibrio de todas las colaboraciones profesionales. Vamos a verlos uno por uno y lo que te recomiendo que hagas en cada caso.

El ritmo

Cada persona va a un ritmo para caminar, para aprender, para crecer, para trabajar, para vivir. Cuando los ritmos son parecidos, las personas avanzan juntas, pero cuando son dispares se rompe el equilibrio. No nos engañemos, en los negocios el ritmo lo marca el que es más ágil y productivo.

Por lo tanto, ten en cuenta tu ritmo y el de tu posible colaborador. No tenéis por qué ir «clavaos», pero sí tener ritmos parecidos que sean ajustables y en cualquier caso ninguno puede frenar el avance del otro.

El ritmo también puede ser visto como el salto evolutivo entre los colaboradores, es decir, si uno va varios pasos por delante del otro en el desarrollo de su negocio. Si la distancia es muy grande, los intereses probablemente no sean los mismos y el rasero con el que midáis los precios a pagar y la ganancia serán diferentes. Por lo tanto, trata de ponerte en el lugar del otro y haz que el otro se ponga en el tuyo para entender cómo determina cada uno su balanza.

La actitud

Este factor es fundamental para establecer colaboraciones profesionales y en general para todo lo que hagas en la vida. La actitud ha de ser sincera y a la vez flexible. Deja claro lo que te compensa, lo que no te compensa, lo que buscas y a su vez pide a tu futuro socio o colaborador que haga lo mismo. Este ejercicio de comunicación es absolutamente necesario. Las ilusiones mal entendidas, las suposiciones y los «yo pensé que», «yo creía que», «cómo me iba a imaginar yo que», etc, van minando la relación y llega un punto en el que aquello no se sostiene.

La claridad

Si no tienes claro lo que quieres, ni cuál es tu estrategia, ni el precio que estás dispuesto a pagar para conseguirlo tus colaboraciones profesionales no prosperarán.

Es muy común buscar colaboraciones profesionales cuando uno todavía tiene el proyecto a medio definir, dicho de otro modo, tiene la idea pero no sabe aún cómo aterrizarla. A la hora de colaborar hay que ir ya con propuestas concretas que se puedan materializar en algo real que al final os dé dinero a ambas partes y muy importante, que se ajuste a la visión de vuestros proyectos respectivos y del proyecto común resultante.

Si hablamos de socios dentro del mismo proyecto ambos tendrían que tener la misma visión del negocio, es obvio. Lo que no puede ser es que uno esté mirando para La Coruña y el otro para Cuenca.

Por lo tanto, que las colaboraciones profesionales que establezcas jamás te aparten de tu foco. Las buenas oportunidades sólo lo son si te acercan a lo que quieres lograr. Si te alejan sólo son distracciones.

Las prioridades

Desarrollar un negocio es algo tremendamente dinámico y tu estrategia para lograr el objetivo puedes decidir cambiarla y entonces habrá colaboraciones profesionales que dejen de tener sentido para cualquiera de las partes. Esto puede pasar en fases tempranas de la colaboración o una vez que ya se ha establecido. En cualquier caso, cuando una colaboración deje de tener sentido para ti, sé honesto y comunícaselo abiertamente a tu partner. Si es posible dale una alternativa que puede ser otro tipo de colaboración o a lo mejor se trata de un simple aplazamiento. Igualmente, pide al otro que también te comunique cualquier cambio.

Conclusión

Cuando los ritmos encajan, la actitud es sincera y flexible, tenéis las ideas claras y las prioridades de ambos están alineadas, entonces el compromiso está chupao. Llegar a ese punto lleva tiempo y  dar con los colaboradores adecuados es todo un proceso de aprendizaje por un lado y de adaptación por otro. En cualquier caso revisad los compromisos regularmente para hacer los ajustes necesarios y que las balanzas siempre estén equilibradas.

Como norma general, no te lances a la piscina haciéndote ilusiones. Date tiempo y dale tiempo a la relación, tantea. No te saltes el período de cortejo porque en los negocios el «llegar y besar el santo» no suele ser lo habitual.

Y CONSEGUIR INGRESOS TODOS LOS MESES

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
TRABAJA CONMIGO

TRABAJA CONMIGO

Supera tus miedos, da el primer paso y comienza a transformar tu vida.Te mereces ser feliz.

hablemos
Artículos que te pueden interesar:
sígueme en las redes sociales

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.