“SOY UN FRAUDE”. ¿Estás seguro?

Si hay un problema recurrente en los profesionales del coaching, la consultoría y las terapias es el sentir que no estás a la altura, que no vas a dar la talla, que no eres lo suficientemente bueno…en definitiva, sentir que eres un fraude.

¿Por qué sucede esto?

  • Por un exceso de perfeccionismo que te lleva a pretender que todos tus clientes tengan resultados espectaculares.
  • Porque te pones retos tan altos que son prácticamente inalcanzables y claro, nunca logras estar a la altura de lo que se supone los demás esperan de ti (aunque los demás no esperan tanto en realidad).
  • Porque en tu afán de ayudar a los demás te metes en camisa de 11 varas pretendiendo dar soluciones a problemas para los que realmente no está en tu mano la solución.
  • Porque tienes un grado de autoexigencia tan elevado que no te permites valorar los pequeños logros que vas consiguiendo y te quitas mérito todo el rato aunque los demás te lo reconozcan.

La frustración, el bloqueo, la falta de confianza en ti mismo y complicarte la vida mucho más de lo necesario buscando los caminos más complejos para alcanzar lo inalcanzable y los continuos autosabotajes en forma de huida y continuos cambios, especialmente cuando empiezas a aproximarte cada vez más a aquello que quieres conseguir, suelen ser los patrones de emoción, pensamiento y acción con los que sueles operar cuando tienes este problema.

Te pasas más tiempo lamentándote porque no sabes hacer esto o aquello que por aprender a hacerlo.

Te pasas más tiempo lamentándote por aquello que no consigues lograr que por ponerte en marcha para lograrlo.

Te pasas más tiempo haciendo planes y pensando en cómo resolver las situaciones que se te presentan en tu día a día, que ejecutando esos planes, es más, la mayoría de las veces ni siquiera los pruebas para ver si funcionan.

En definitiva, te pasas más tiempo elucubrando entre miles de opciones sin tomar ninguna decisión o si la llegas a tomar no te mantienes firme en ella y al momento la cambias para volver a empezar una y otra vez porque nada es suficiente para ti.

No desesperes…sólo es cuestión de cambiar tu manera de ver los resultados. Sí, es una cuestión de FOCO y a todos los niveles. Te enseño cómo hacerlo paso a paso.

1. Enfócate en lo que ya tienes en vez de en lo que te falta

Lo primero que tienes es tu propia vida.Vivimos muchas veces pensando que no vamos a morir nunca cuando nuestro final puede estar a la vuelta de la esquina sin saberlo.

Haz una lista de todas las cosas que ya tienes y que no están al alcance de otras personas. Por ejemplo, cosas básicas como tener un techo en el que vivir o abrir un grifo y que salga agua o dar a un botón y que se encienda la luz, es algo que muchas personas no tienen y que está tan al alcance de nuestra mano que llega un momento en que no somos conscientes del privilegio que tenemos.

Continúa ampliando la lista con todo lo demás que tengas ahora y no sólo en lo material sino en lo personal, familia, amigos, relaciones, pareja, cariño, diversión, ocio… Todo lo que se te ocurra. Haz un inventario exhaustivo.

Te vas a dar cuenta que tienes mucho más de lo que te piensas, simplemente no le estás prestando atención ni lo estás valorando. Pensar en esto todos los días no significa conformarse, es tan sólo un inventario para darte cuenta de lo que ya tienes.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

2. Enfócate en lo que ya has conseguido en tu negocio en vez de en lo que te falta por lograr

Ahora enfócate en tu negocio y compara tus resultados actuales con los que tenía al principio o con los que tenías el año anterior. Echar la vista atrás para ver dónde estás te da perspectiva y te permite ver todo lo que has avanzado. Cuando estás subiendo una montaña, si sólo miras lo que te falta para llegar, los últimos kilómetros se te pueden hacer muy duros, pero cuando piensas en todo lo que ya llevas andado e incluso miras hacia atrás y ya no ves ni siquiera el punto de comienzo de tu ruta, no te entran ganas de bajar, al contrario, quieres seguir subiendo.

Por lo tanto, haz una lista de todo lo que ya has conseguido, lo que ahora sabes hacer que antes no sabías, lo que antes te daba miedo o vergüenza y ahora ya consigues hacer sin inmutarte. Ten en cuenta que si ahora estás en condiciones de dar un paso mayor es porque antes has dado unos cuantos que eran necesarios para llegar hasta donde estás ahora.

Enfócate en lo que ya has conseguido en tu negocio en vez de en lo que te falta por lograr Clic para tuitear

3. Enfócate en los clientes a los que realmente puedes ayudar y en llevarles al próximo nivel que les corresponde

Cuando no estás enfocado en un perfil muy concreto de cliente es imposible que te hagas experto en lo que aportas, ¿por qué? Porque no paras de meterte en camisa de once varas a querer resolver problemas para los que no tienes la mejor solución para tu cliente y eso hace que inconscientemente huyas de ellos, no muestres entusiasmo y te agobies porque no puedes ayudar a todo el mundo. No eres Dios. Eres alguien con muchas capacidades en una determinada disciplina, capacidades que vas a seguir perfeccionando y depurando, pero no eres bueno en todo ni tienes capacidad para ayudar a todo el mundo.

Por otro lado, no pretendas llevar a tus clientes al nivel máximo de una tacada, al igual que tú, ellos también tienen que ir dando pasos. Enfócate en llevarles a dar ese siguiente paso en vez de querer que den la zancada.

Enfócate en los clientes a los que realmente puedes ayudar y en llevarles al próximo nivel que les corresponde Clic para tuitear

4. Enfócate en aquello que se te da mejor y te gusta más

Si hay algo que se te da mejor, hazlo más veces. Busca tu elemento, tu talento. Sí, me dirás, Azu, es que ahora hay que aprender de todo. Efectivamente, hay que aprender de todo, pero ese todo incluye únicamente aquello que te sirve para llegar donde quieres llegar. Lo demás ocupa lugar en tu cabeza y tiempo que puedes dedicar a otras cosas.

Por otra parte, si no pruebas cosas nuevas no sabrás si se te dan bien o no. Por ejemplo, grabar videos, no vas a saber si se te va a dar bien o no si no lo intentas y no vale con intentarlo una vez, se trata de intentarlo unas cuantas para poder valorar.

Distingue entre lo que no te gusta porque en realidad no lo sabes hacer y lo que no te gusta porque después de haberlo probado te das cuenta que así es.

Distingue también entre lo que atenta a tus valores y lo que simplemente te genera resistencia.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

5. Hazte dueño de cada logro

Recuerdo hace años que una coach me dijo “aprópiate de cada cosa que consigas”. Apropiarse de tus logros significa darte permiso para hacerlos tuyos, para disfrutarlos, para celebrarlos con quien tú quieras, para agradecerlos. Como no me los apropiaba pasaban sin pena ni gloria para mí y ni siquiera me daba cuenta de que los conseguía. Aquella frase me cambió la vida y la recuerdo muchas veces y se la digo a mis clientes en más de una ocasión.

Recuerda que los grandes logros son la suma de otros muchos más pequeños.

Si aún no has conseguido vivir de tu negocio de consultoría, coaching o terapias, te sientes estancado o no sabes ni por dónde empezar, apúntate ahora a mi comunidad para seguir recibiendo contenidos como éste y aprender trucos y herramientas, tanto de superación personal como de estrategia de negocio, con las que darte la claridad y motivación que necesitas para lograrlo. Llévate este entrenamiento de regalo de bienvenida.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

 

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

LinkedIn 0
Twitter
Facebook 0
Google+ 0
LinkedIn 0
Twitter
Facebook 0
Google+ 0

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Azucena Fraile Muñoz
  • Finalidad: responder a tu comentario.
  • Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
  • Destinatarios: No tenemos previso ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. 
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir, portabilidad y oposición a tus datos. Los datos de contacto serán almacenados en GetResponse Sp. z o.o., mi proveedor de mailing. 
  • Info adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el enlace al pie de esta página.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar