Desmontando las 3 creencias que te impiden enfocarte en tu nicho

Si hay un error que se repite una y otra vez entre consultores, coaches o terapeutas que quieren vivir de manera independiente de su profesión, es el de la falta de foco y es que cuando das un montón de rodeos para explicar lo que haces, cuando conoces y practicas un montón de terapias y tratas de explicarlas todas o cuando quieres dar millones de opciones porque crees que tu cliente necesita tener dónde elegir para que le sea más fácil comprar, lo único que estás consiguiendo es confundirle, aburrirle y en el peor de los casos hasta espantarle.

Lo sé, tu servicio es buenísimo, lo que haces es supervalioso, la gente que ya ha probado contigo está encantada de repetir y habla maravillas, pero no llegas a más gente porque cuando tu punto de partida es la falta de concreción la primera consecuencia es la parálisis.

Y es que si no acotas, no sabes dónde buscar y si no sabes dónde buscar te pasas las horas pensando dónde hacerlo, y te puedo asegurar que elucubrando no se saca adelante un negocio. ¿Te pasa a ti también?

Acotar significa:

  • Tener un nicho claro. Estarás hasta las narices de oírlo y de no encontrarlo. ¿Quieres que te ayude a dar con él?
  • Conocer el problema de ese nicho y centrarte en él, el que de verdad le duele y para el que tú tienes solución. ¿Quieres que te ayude a identificarlo?
  • Tener clara la promesa que puedes hacer, es decir, qué es lo que pueden conseguir esas personas de ese nicho contigo. ¿Quieres que te ayude a definirla?
Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

Siempre digo que todo empieza en tu cabeza y tal y como hago con mis clientes hoy quiero empezar a ayudarte a que pongas en marcha el radar detector de los patrones de pensamiento que te llevan a dispersarte y a que tus soportes publicitarios estén más cerca de un supermercado que vende de todo que de un profesional experto, que es lo que eres.

Lo que piensas te lleva a tomar acción de una manera o de otra, por lo tanto, es importante conocer cuáles son tus creencias. En este artículo te traigo las 3 principales que me encuentro en mi día a día con mis clientes y algunas de las cuáles eran las que regían mi negocio en mis inicios y así me iba, claro…

Sigue leyendo porque además de identificarlas te voy a ayudar a desmontarlas porque ese es el primer paso para que puedas seguir avanzando.

1. Valgo para más cosas

Esta creencia no es la más común pero ahí está. Te sientes un profesional capaz de hacer un montón de cosas y todas buenas para tu cliente y probablemente sea así pero, aunque todo se te dé bien y te guste, siempre hay algo en lo que destacas más, algo que te motiva más, que suele coincidir con aquello por lo que la mayoría de las personas que necesitan tu ayuda te buscan. Después sí que podrás a lo mejor ofrecerles más cosas pero digamos que se trata de que encuentres el tronco del árbol, ese que te hace único, ese que te caracteriza y por el que todo el mundo te conoce o te acabará conociendo. A ese tronco ya le crecerán ramas después, ramas que al ser de las mismas características que el tronco, no te dispersarán. Digamos que se trata de cerrar primero para después abrir de manera controlada. Si no lo haces será muy difícil identificarte y la gente no sabrá a qué les puedes ayudar realmente.

Si ya has tenido clientes observa por qué te vienen buscando…qué te suelen pedir. Si no los tienes, piensa en aquellos con los que te sientes en tu salsa. Dicho de otra manera, céntrate en aquello que te posiciona como experto.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

 

2. Voy a perder clientes

Un clásico y muy relacionado con el anterior. Míralo desde este otro punto de vista. Cuando te abres a todo el mundo la primera consecuencia es que no sabes dónde buscar o lo que es peor, buscas por cualquier parte sin saber muy bien a quién buscas y como te decía al inicio de este artículo, si no sabes qué buscar te pasas las horas pensando dónde y lógicamente no vas a encontrar jamás el lugar adecuado. Esto te lleva a funcionar a salto de mata, a probar suerte, a dejar folletos en cualquier parte con una alta probabilidad de que nadie los mire. No se trata de acudir con tu publicidad donde más gente haya, sino donde esté la gente adecuada.

Por lo tanto, así lo que te sucede es algo mucho más grave que perderlos, es que no los encuentras, no llegas a ellos. ¿Es eso lo que quieres?

Enfocarte en algo concreto te permite tomar acción de manera más fácil, llegar a los lugares adecuados donde está tu cliente y conectar con él. Si tu comunicación es buena, lo demás vendrá rodado, como te explico en mi training. Apúntate quí.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

 

3. No quiero discriminar a nadie porque todo el mundo necesita lo que yo hago

En tu vida personal, ¿permites que entre todo el mundo? Probablemente no. Quieres rodearte de personas afines con las que mejor conectas, con las que tienes más en común y con las que más disfrutas. Y eso no es discriminar, al contrario, es elegir lo que uno quiere en la vida.

¿Por qué no hacer lo mismo con tu negocio?. Decide con quién quieres trabajar, pero no por capricho, sino porque como experto que eres en tu materia lo que quieres es que tus clientes consigan cambiar sus vidas y tú ganar dinero con ello, porque eso es lo que quieres, ¿verdad? Si no es así, entonces no quieres un negocio, quieres tener un pasatiempo que además no va a ser gratis para ti, ni en tiempo ni en dinero.

Por lo tanto, ¿qué tal si te conviertes en la mejor opción para unos pocos? Esos pocos serán los que realmente quieran progresar contigo, quieran solucionar su problema y quieran que seas tú la persona que lo haga. Creéme que no todo el mundo está dispuesto a pasar por ese proceso de cambio, aunque lo necesiten, pero lo que siempre te tienes que preguntar es: ¿lo quieren?. Es con esos con los que tienes que trabajar porque son los que te van a dar la satisfacción de verles mejorar sus vidas gracias a ti. Es un ganar- ganar en toda regla.

¿Tienes alguna creencia más que te está impidiendo enfocarte? Pónmela en los comentarios y te ayudo a desmontarla también. Te aseguro que me los leo todos.

¿Necesitas más ayuda para enfocarte? Apúntate a mi training ahora, porque el foco es la base de una venta sin agobios con la que conseguirás buenos ingresos.

Training online

Cómo vender sin agobiarte y conseguir clientes todos los meses

Llévate gratis las claves para vivir de tu negocio de consultoría coaching o terapias

 

¿Me ayudas a llegar a más personas?. Comparte el artículo en tus redes. Gracias 😉

LinkedIn
Twitter
Facebook
Google+

 

 

LinkedIn
Twitter
Facebook
Google+

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Azucena Fraile Muñoz
  • Finalidad: responder a tu comentario.
  • Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
  • Destinatarios: No tenemos previso ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. 
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir, portabilidad y oposición a tus datos. Los datos de contacto serán almacenados en GetResponse Sp. z o.o., mi proveedor de mailing. 
  • Info adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el enlace al pie de esta página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.